domingo, 19 de abril de 2009

INSTITUCIONES Y ORGANIZACIONES QUE TRABAJAN POR LA INCLUSIÓN SOCIAL

El tercer sector en España. Iniciativa Social.

El tercer sector surge para dar respuesta a situaciones de exclusión. Son una red de organizaciones sociales que nacen movidas por una seria de ideas sobre la justicia social. Se crean básicamente para cubrir déficit, es decir, van donde el Estado no llega.
Por una lado tenemos el Mercado con leyes implacables; por otro lado el Estado que lo equilibra (cuenta con programas de compensación social y con iniciativas privadas que fracasan) y en tercer lugar contamos con el tercer sector “El sector social”.







Este sector social se compone de instituciones y organizaciones que trabajan para la inclusión social. Es por ello que es importante saber la financiación de este tipo de instituciones.

Parte de su financiación viene de la administración pública a través de los impuestos de los ciudadanos. Por otro lado reciben dinero a través de donaciones hechas por socios y donaciones externas; siendo una recaudación menor.

Según datos recogidos durante el 2003 existen:


- 15.140 ONG de acción social.


- 13.601 Asociaciones.


- 1.539 Fundaciones.


Las Asociaciones están gestionadas por los propios socios. Se caracterizan por tener una estructura democrática y representativa que gestiona los diferentes proyectos; y por tener un signo de vocación de servicio.

Las fundaciones tienen una gestión privada sobre los fondos de la misma. En su mayoría nacen para conservar en el tiempo patrimonios, capitales, etc. que un donante deja para que la fundación lo conserve (patrimonio artístico, arquitectónico, etc...) o para que se reproduzca y se extienda.

Ambas tienen en su Mayoría ámbito local siendo de un 52% las asociaciones y un 29% las fundaciones.

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) han estado presentes en los asuntos internacionales desde la segunda mitad del siglo XIX. En 1840 se reunió la Convención Mundial contra la Esclavitud que provocó la movilización internacional para acabar con el comercio de esclavos.

En España y América Latina el desarrollo de las ONGs en la última década ha sido espectacular. En España su insistencia y el apoyo de la opinión pública han obligado al Estado y a los gobiernos regionales (Comunidades autónomas) y locales (Ayuntamientos y Diputaciones) a prometer un aumento hasta el 0,7% de sus presupuestos, en las ayudas y el apoyo que prestan a estas organizaciones. Gracias a esos recursos las ONGs españolas y sus contrapartes en los países de América Latina pueden desarrollar amplios programas de cooperación al desarrollo, la sanidad, la educación y el bienestar, que suelen ser tanto de carácter bilateral como realizados mediante el acuerdo y la participación de ONGs procedentes de diversos países.

Estos datos reflejan el predominio de las organizaciones no gubernamentales como las entidades más representativas del tercer sector en nuestro país.

Del Estado de Bienestar al Pluralismo del Bienestar.

Antes de abarcar este debate nos preguntamos qué significa realmente vivir en un Estado de Bienestar. Para González y Torres (1992) es “la institucionalización de los derechos sociales, es decir, el derecho de todo ciudadano, por el hecho de serlo, a recibir determinadas prestaciones y servicios”.

Se asocia tanto a derechos como a necesidades y esta relacionado con el grado de desarrollo democrático y económico” (Francisco Xavier Aguiar Fernández).

Siguiendo a García Roca (García, 2001) dependiendo de la opción ideológica, podemos encontrarnos con diferentes posturas ante la iniciativa social:

  • Para el modelo conservador la familia es el elemento fundamental y el principal elemento de distribución de bienes y servicios. Si la familia funciona adecuadamente todo lo demás sobra.

  • Para el modelo liberal el Estado de Bienestar es visto con desconfianza. Las organizaciones sirven como elementos para desmantelar los sistemas de protección, y se considera que estas pueden satisfacer mejor la demanda. Las organizaciones actúan como prestadoras de servicios.

  • Para el modelo socialdemócrata las organizaciones son útiles mientras no llegue el estado y no se puedan cubrir las necesidades a través de las administraciones. Esto hace que la iniciativa social tenga un carácter instrumental sometidas a través de subvenciones.

  • Para la nueva izquierda la pluralización de los servicios de bienestar es necesaria no solo por la insuficiencia del Estado para atenderlos, sino por la propia naturaleza de las necesidades sobre las que se actúa.

En la practica, se reconoce que nos encontramos ante un modelo de “gestión mixta” del bienestar que plantea compartir el bienestar entre el Estado, el mercado y la iniciativa social. (Francisco Xavier Aguiar Fernández).



Debemos considerar a la persona como objetivo de la acción y como mecanismo de control del Estado y del Mercado por parte de los ciudadanos. Es con este “Bienestar compartido” como realmente se puede salvar el Estado de Bienestar. No se trata de asumir sin más aquellos espacios que abandona el Estado o que no son suficientemente rentables para el Mercado, sino de “compartir”, y en este compartir, entre otros aspectos, lleva consigo un reparto de responsabilidades real y de toma de decisiones en los aspectos que los afecten.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada